El reino azul y rojo.

En el reino de Veroneto había dos familias: los Montesinos, que presumían de tener la sangre azul, y los Capuletinos, que aseguraban tenerla roja. Las dos familias se odiaban desde tiempos inmemoriales, hasta tal punto que los habitantes del reino pintaban los tejados de sus casas de color rojo o de color azul según fueran partidarios de uno u otro bando.

Pero ocurrió una vez que un chico de la familia de los Capuletos, llamado Ricardo, se enamoro de Julia, que pertenecía a los Montesinos, y empezaron a salir juntos. Cuando sus familias se enteraron de la relación, se indignaron tanto que la historia habría acabado en desgracia si no fuera porque Julia y Ricardo decidieron huir juntos al País de las Historias Maravillosas.

Desde ese momento, ambas familias, Montesinos y Capuletinos, se dieron cuenta de que su rivalidad estaba provocando muchas desgracias, así que resolvieron sus problemas y aprendieron a respetarse. Vivieron felices y crearon prosperas alianzas que trajeron bonanza a su reino.

Ir arriba