El pequeño jefe indio.

EN la tribu de los baobá existía una profecía.

Un día de luna llena llegaría al poblado un gran jefe extranjero de ojos verdes y pelo rubio que traería la paz y la prosperidad al poblado y todos habrían de respetarlo.

Todos los días de luna llena, recibían ansiosos a los extranjeros que llegaban, les sometían a todo tipo de preguntas mientras esperaban secretamente que uno de ellos fuera el gran jefe de la profecía. Pero todos eran hombres codiciosos que estaban allí para explotar las riquezas de la tribu.

Un día de luna llena nació un niño albino en la tribu de los baobá. Su piel era blanca, su pelo rubio y sus ojos tan claros que parecían verdes. Pronto supieron que el era el gran jefe de la profecía, el que había de traer paz y prosperidad al poblado.

Ir arriba