Las gallinas gordas y las flacas

Vivían en un corral varias gallinas, unas gordas bien cebadas y otras flacas y desmedradas.

Las gallinas gordas, orgullosas de su buen aspecto, se burlaban de las flacas.

Mas he aquí que el cocinero debiendo preparar algunos platos para el banquete, bajó al gallinero y elijió las mejores y mas gordas.

Entonces las gallinas gordas envidiaron a las flacas.

«Moraleja: la suerte de la fea, la bonita la desea».

Ir arriba