Una tarta en equipo

Era el cumpleaños del padre de Lucrecia, y ella quería hacer algo especial. Como su padre era muy goloso, pensó en prepararle una tarta ella sola.

El cumpleaños era un sábado, así que aprovecho que no tenia colegio y se fue ella sola a la cocina para hacer la tarta. Nunca había hecho una antes y el resultado fue un desastre. Mezclo mal los ingredientes, puso el horno demasiado caliente y la tarta se quemo. Cuando empezó a salir humo, su madre corrió a la cocina:

-¿Como se te ocurre ponerte a cocinar tu sola? ¡Podrías haber tenido un accidente! Si quieres hacerle una tarta a papa, tendremos que hacerla juntas formando un gran equipo.

Así Lucrecia y su madre cocinaron juntos la tarta para papa. El resultado fue exquisito y ademas, Lucrecia aprendió de su madre a hacer unas tartas deliciosas.

Ir arriba