La pócima secreta

El profesor Malus quería conquistar el mundo, y para ello, se propuso inventar una pócima secreta que lo volviera invencible. Investigo durante mucho tiempo y mezclo todo tipo de ingredientes hasta que por fin dio con la formula mágica. Pero como no estaba seguro de haber acertado y de que el brebaje no fuera venenoso, se lo dio a probar a su ayudante, Blandín, que siempre había sido débil y asustadizo.

Blandín probo la pócima y al instante se sintió fuerte e invencible, así que encerró al profesor Malus en un sótano y salio a conocer el mundo. Al principio Blandín siguió el ejemplo de su maestro y se dedico a hacer fechorías, pero mas tarde reflexiono y dedico sus nuevos superpoderes a hacer el bien, porque aunque a uno le hayan enseñado a hacer cosas malas, siempre esta a tiempo de cambiar.

Ir arriba