El elefante equilibrista

El elefante

Trabajaba en el circo un elefante que era equilibrista. El elefante era la estrella del espectáculo. El publico siempre le aplaudía, los niños lo adoraban y era famoso en todo el mundo.

Al elefante le gustaba su trabajo, pero estar siempre viajando de una ciudad a otra era demasiado cansado y le resultaba cada vez más difícil.

Así que le pidió permiso al director del circo para volver a su casa en África.

Elefantito

Al director no le hizo ninguna gracia, pero al final consintió, y el elefante volvió a su hogar.

Allí se caso y tuvo elefantitos, y aunque ya no era tan famoso, fue mucho más feliz, pues tenía una familia y vivía en plena naturaleza con toda libertad pudiendo hacer lo que le gustaba.

Muchas veces hacía sus ejercicios de equilibrismo para sus hijos, a ellos les hacía mucha gracia y lo imitaban sin mucho éxito pues se caían constantemente, lo que causaba risas y diversión en la familia.

Los niños fueron creciendo y fueron una familia muy feliz.

FIN

Ir arriba