¡Barco a la vista!

Cuento corto de animales

Había una vez dos nutrias que eran muy curiosas. Les gustaba husmear en todas partes para enterarse de lo que estaba pasando.

Una vez llego un barco al río donde ellas vivían y las nutrias se colaron dentro para cotillear.

El barco zarpó antes de que ellas pudieran bajarse, así que se vieron arrastradas a un largo viaje por el mar.

Las dos nutrias desembarcaron en cuanto tuvieron oportunidad, pero resultó que se habían quedado en una isla desierta.

¿Qué podían hacer para volver a su hogar?

Probaron a mandar un mensaje en una botella, pero nadie acudió a rescatarlas.

Les pidieron a unos delfines que nadaban por aquella zona que las llevaran en sus lomos, pero aunque los delfines lo intentaron, las nutrias se resbalaban y acababan cayéndose al mar.

A las dos nutrias no les quedo mas remedio que esperar. Y lo hicieron durante mucho, mucho tiempo,, hasta que por fin una de ellas grito:

-¡Barco a la vista!

El barco atraco en la isla desierta, pero las dos nutrias habían aprendido la lección.

Antes de embarcar le preguntaron al capitán:

  • Señor, ¿este barco nos llevará a casa?
  • ¡Claro, subid!

Y así pudieron regresar a su hogar.

FIN

Ir arriba